TOP MOVIES 2009: Las películas que tuviste que ver [2 de 3]

Con respecto a muchas de las otras listas y Tops, las películas que menciono son las que se estrenaron en México DURANTE 2009. La distribución de los filmes pudo haber hecho que una película que aquí se estrenó en abril, fuera exhibida en USA desde noviembre, y que todo mundo la considere como una gran película –del 2008. Así mismo, algunas de las que serán recordadas como grandes películas del 2009 no se han estrenado aún en México, y sería ilógico mencionarlas.  Las incluiré sin duda en mi recuento del 2010.

7. (500) Days of Summer

Ya lo he dicho: aborrezco la comedia gringa. En definitiva, no soy de los que ven chick flicks ni películas cómicas de ese humor barato. Me parecen, todas, una pérdida de tiempo. Las considero banalmente estúpidas. Por eso amé (500) Days of Summer, porque toda su estupidez es la que surge de un patético, vulgar, y pelele hombre cualquiera, con la peculiar característica de estar enamorado. El que no se haya identificado, que arroje la primera piedra.

Uno de mis mejores amigos hizo la mejor crítica que puedo imaginar para esta película: “Me encantó. Empieza, y, hablando de Summer, dice un narrador ‘Since the disintegration of her parent’s marriage she’d only love two things. The first was her long dark hair. The second was how easily she could cut it off and not feel a thing.’ Desde ese momento, supe que amaba la película. Lo demás, fue bonus.”

Yo la amé desde poco antes. Desde el segundo que comienza, con una nada personal nota del autor: “The following is a work of fiction. Any resemblance to persons living or dead is purely coincidental. Especially you Jenny Beckman. Bitch. “

(500) Days es mi historia, y la de todos los hombres que nos hemos enamorado. Como dice el tagline: “Boy metes girl. Boy falls in love. Girl doesn’t.” Y cada escena tierna es terriblemente ridícula, porque nos identificamos. Y cada escena ridícula es terriblemente cruel, porque así es la vida. Y Summer es como todas las mujeres perfectas que, ¡coño!, nunca alcanzamos a entender. Y nuestros sueños guajiros y nuestras expectativas ante ellas quedan evidenciadas como purititas chaquetas mentales, que demuestran lo inútiles que somos para interpretarlas y entenderlas. Summer es indescifrable. Y la amamos y la odiamos. Toda la película.

“I love her smile. I love her hair. I love her knees. I love how she licks her lips before she talks. I love her heart-shaped birthmark on her neck. I love it when she sleeps.” Y media hora después, con las mismas imágenes de fondo: “I hate her crooked teeth. I hate the way she smacks her lips. I hate her knooby knees. I hate that cockroach shape splotch on her neck.”

Luego están la coreografía con el pájaro de caricatura y la pantalla dividida mostrando las expectativas de Tom en contraste con lo que sucede en la realidad. ¡Dios! Pocas películas en mi vida han sido tan originales, sinceras, frescas, tristes, e interminalbemente divertidas. (500) Days of Summer lo vale, una y quinientas veces.

6. Fantastic Mr. Fox

Como mención especial, incluyo el último film de Wes Anderson. El tráiler habla por sí mismo, reivindicando, al igual que la también mencionada Vals con Bashir, que el género de animación es mucho más que una simple cosa de niños. Ver la maravilla de texturas, movimientos, expresiones, y verosimilitud que el stop motion ha logrado en esta película, implica reconocer su esfuerzo y trabajo magistral.

Aquí, sin embargo, debo incluir una denuncia intrascendente. La película fue exhibida en una paupérrima cantidad de cines, y, únicamente en su versión doblada. Y aunque no tengo nada en contra del buen doblaje que se hace en México (a no ser que hablemos del grotesco trabajo hecho en Los Fantasmas de Scrooge, de Robert Zemeckis), Anderson, el director, escogió consciensudamente a sus actores, cuyos diálogos fueron grabados antes de la animación, para que el movimiento de las bocas de los personajes coincidiera con exactitud con lo que decían. Y luego está el deleite de un cast tan variado como Meryl Streep, Bill Murray, Willem Dafoe, Michael Gambon, Owen Wilson, y mi no-tan-favorito George Clooney dándole vida [literalmente] a estos animales. Despúes, creo que es necesario resaltar, la película sólo se exhibió en un horario de lo que conocíamos como matinée. Al igual que 31 minutos, otra de las películas tan estúpidamente menospreciadas por ser consideradas material ‘para niños’, Fantastic Mr. Fox se proyectaba en horarios jamás posteriores al medio día. Señores de Cinépolis, escupo en sus caras. Sé que New Moon vende mucho más, pero esto es una patada en los huevos.

Háganme caso: se arrepentirán cuando Mr. Fox le arrebate el Óscar a Pixar como mejor película animada este año. Estoy bastante consciente de lo equivocado que puedo estar, pero Anderson le ha dado al stop motion una vitalidad única en una época cuando casi el 90% de las películas animadas se limitan al CGI.

5. Avatar

¿El evento fílmico del año? ¿La revolución del cine? Sí. Del cine de blockbusters, al menos. Porque, que quede perfectamente claro, el gran cine seguirá existiendo con presupuestos infra bajos.  El gran cine no requiere de explosiones, 3D, o CGI. Los grandes eventos, sí. Y si desnudamos a Avatar y le quitamos todos esos ornamentos excepcionales que la han hecho tan fenomenalmente espectacular, nos quedamos con una historia que hasta el eco se ha cansado de repetir, una película que poco valdría la pena ver.

Pero, analizándolo como un todo, no podemos hacer eso. Sería lo mimso que describir a una persona a medias, o buscar un monólogo shakespereano en una presentación del Cirque du Soleil.  Avatar es la película que es por los casi $300 millones de dólares que Cameron y la 20th Century Fox le invirtieron. Avatar es ese logro sobrecogedor de la tecnología porque Cameron se tomó más de una década para crear lo que necesitaba, y desarrollar lo que Peter Jackson o Robert Zemeckis ya habían comenzado a usar.

Ya se comenzaron  romper récords.  Juntar más de $70 mdd por dos fines de semana seguidos, en la taquilla estadounidense, es algo que sólo una película entre un millón [literalmente] es capaz de hacer. Y, con más de $600 mdd reunidos en menos de quince días, puedo prometerles: Avatar no defraudará las expectativas que levantó Titanic. En menos de un mes lo escucharán en todos lados: esta película habrá rebasado el billón de dólares. Puedo prometérselos: Cameron se coronará de nuevo como el ‘Rey del Mundo’, y ahora se tomará otro buen lapso de tiempo antes de volver a sorprendernos para proclamarse, con completa legitimidad, el ‘Rey del Universo’.

Y por más que lo pienso, aún me cuestiono: ¿a quién chingados le vendió su alma James Cameron? ¿Cómo coños lo hace? El hombre deja el cine por doce años, y vuelve con la fuerza para arrasar con todos los logros que acumuló la última vez. ¿Cómo logra que millones de personas, en tantísimos países, vayan a ver sus películas, y las amen y disfruten tan fervientemente? Sobre todo con, como ya lo he dicho, una historia repetida y una premisa simplista y cualquiera. No hay obstáculos ideológicos, no hay retos intelectuales. Sólo un apabullante espectáculo, incapaz de ser contenido o aminorado. ¿La revolución del cine? No. El cine seguirá siendo capaz de hacer magia, sin los trucos de Cameron, para tocar los corazones del público de una manera mil veces más íntima. Pero ninguna película tocara tantos corazones al mismo tiempo. Avatar es un paso adelante, un suceso histórico, y, a fin de cuentas, una película buena, a secas.

4. Vals im Bashir

Vals con Bashir es, simplemente, una obra maestra. La película es un mèlange magistral de géneros y formatos, ¿documental? ¿cine extranjero (como definen los gringos a cualquier película no hablada en inglés)? ¿película animada? ¿cine de arte? Vals con Bashir es todo eso, y más. Es un glorioso y terrible viaje por un acontecimiento que, al menos en México, nadie parece recordar o conocer: una masacre de palestinos libaneses a manos del ejército israelí en la guerra de Líbano de 1982.

La historia comienza con un sueño: un hombre tiene una pesadilla recurrente en que 26 perros lo persiguen. Él entiende a qué se refiere este sueño: 20 años atrás, él fue un soldado israelí. Como era incapaz de matar personas, la tarea que el pelotón le encomienda es la de asesinar a los perros del pueblo, antes de que sus ladridos despierten a los habitantes y los alarmen sobre la invasión. Cada uno de los perros muertos lo persigue ahora en sueños.

Ari Folman, el director, escritor, y personaje principal, construye a partir de este momento una historia desgarradora. Cuando su amigo le cuenta de su pesadilla, Folman descubre que no recuerda nada sobre el incidente en 1982. Intentando reconstruir el pasado, entrevista a viejos amigos y compañeros de guerra, junto con expertos, reporteros, y una psicóloga. Las narraciones de cada uno dan lugar a un extraño rompecabezas que pretende poner en orden los recuerdos bloqueados de Folman, los sueños que lo persiguen, y explicar qué fue lo que sucedió en aquella matanza de refugiados, veinte años atrás.

Con una imaginería visual digna de un cómic, la película se mueve con una animación tan innovadora como sorprendente, que deja ver que Adobe Flash es capaz, de hecho, de animar maravillas. La técnica implicaba rotoscopiar, dibujar sobre el metraje, como principio para luego hacer la animación clásica que se complementaría con los efectos de Flash. Y visualmente, es arrolladora. Esta película no pudo haber sido filmada convencionalmente. Sería imposible de soportar. Es demasiado cruda, demasiado fuerte. Y, sin embargo, su estética rampante y bizarramente bella es una obra de arte que nos lleva, en un verdadero vals, a través de los horrores de la guerra y su herencia catastrófica sobre las generaciones de hoy en día. Y después del centenar de películas habidas y por haber donde los judíos son siempre las víctimas, esta vez vemos los conflictos del Medio Oriente desde una perspectiva completamente distinta. Todo ser humano, todo, sea palestino , judío o cristiano, libanés o israelí, o de cualquier nacionalidad, credo, o cultura, tiene el potencial absoluto para convertirse en un monstruo. El film es desgarrador. Sus efectos son trascendentales. La experiencia de verla, una lección de vida.

[Mañana, la última parte de esta entrada, y las mejores 3 películas del 2009.]

Advertisements

~ by pako1423 on 31 December, 2009.

2 Responses to “TOP MOVIES 2009: Las películas que tuviste que ver [2 de 3]”

  1. […] mayores dificultades para seleccionar las mejores películas que el 2009 [mi Top 2009, partes 1, 2, y 3]. Nonetheless, este año hubieron bastantes más películas (menos grandiosas quizás) dignas […]

  2. […] Top Movies 2009: Las películas que tuviste que ver [Parte 1, Parte 2] Definitivamente no es el mejor top de películas si hablamos del cine como arte. Pero si hablamos […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: